Convierta errores en éxitos

Es común asumir que las personas más exitosas del mundo nunca se equivocaron, y que sus triunfos se deben a eso. Nada más lejano a la verdad, la diferencia está en que esas personas nunca experimentaron la sensación de “estar equivocadas”, si no, de estar “en el camino de aprendizaje al éxito”.

Sus victorias se basaron en 3 actitudes que los diferencian como emprendedores y que se pueden aprender o re-aprender:

1- Equivocarse puede ser una dicha que saca de la “zona de confort” y estimula a hacerlo mejor.

Revise su vida y a personas exitosas que conozca. Atienda a las grandes oportunidades que se presentan, sobre todo en épocas adversas.  Si se enfrentan con “sentido de fallar” superarlos es más arduo, pero cuando se afrontan para superar las fallas hay mayor apertura y disposición para hacer cambios substanciales que lleven al logro.

Así se agrega valor a partir de la adversidad como una invaluable oportunidad de capitalizar la experiencia de errores anteriores.

2- Los errores preparan para responsabilidades mayores.

Si la vida fuera fácil y transcurriera según se planea, sería aburrida, dejaría muy poco espacio para aprender y se correría el riesgo de convertirse en una persona arrogante.

Es cierto que no es fácil aceptar los errores, sin embargo estos enseñan a tener la humildad que el aprendizaje necesita y que transporta a experimentar las mejores experiencias en la vida.

Tener la seguridad de que se hacen las cosas bien es una certeza que se obtiene de pruebas extremas que se presentan en el camino y dan la preparación para avanzar paso a paso para construir grandes metas.

3- Fallar es una ventaja que fortalece y enseña a evitarlo.

La comprensión y amplitud de visión son resultado de los errores. En el momento de volver a enfrentar situaciones similares la riqueza de lo vivido se hace presente. Ese es el momento de apoyarse en el traspié: convertirlo en un apoyo, en una lección aprendida que sirva para avanzar.

Olvidar el sufrimiento y frustración es esencial:   el conocimiento acumulado es lo único que lleva a progresar y a construir mejores cosas y de mejor manera.

Los errores son la antesala del éxito, no son el final del camino. Son la oportunidad para aprender y tomar el comando. Si cae en el camino sacúdase el polvo y continúe andando, llegue a cada meta.  Así es como lo hace la gente más exitosa del mundo!

Anuncios